Planes futuros
Escrito por Asma Mchaikhi y Raouaa Dehech   
Miércoles, 04 de Agosto de 2010 23:45

Ser una azafata, un médico; una maestra o un abogado; desde pequeño cada joven tiene un sueño que intenta alcanzar siguiendo diferentes caminos; unos buscan el dinero, otros la carrera universitaria y otros prefieren simplemente casarse y vivir una vida clásica y tranquila.

  Sin embargo, unos realizan sus objetivos y otros no, por varias razones y circunstancias. En este artículo vamos a exponer los factores motivadores y los detractores para tener éxito en sus estudios y por lo tanto alcanzar su deseo.

 

          De un lado, empezamos con las motivaciones que facilitan el éxito de los jóvenes entusiastas para ocupar un puesto importante en la vida profesional.

  Primero, el gobierno tiene un papel muy importante en la motivación de los estudiantes, por ejemplo en Túnez, el estado ofrece becas para los jóvenes estudiantes con buenas notas. Además a los mejores alumnos se les ofrece la oportunidad de hacer prácticas o seguir los estudios en el extranjero lo que les fomenta y sobre todo les ayuda a conseguir su formación y encontrar un trabajo, que corresponda a su carrera universitaria. Asimismo el gobierno debe motivar a los jóvenes licenciados para la investigación y consecución de proyectos con la concesión de créditos con facilidad de pago a medio plazo.

 

   Segundo, para ser diplomado y tener su certificado, es aconsejable que el estudiante elija una sección que: de una parte debe gustarle para estar motivado, en la que se pueden mostrar sus creaciones, capacidad y sobre todo debe inspirarlo. De una otra parte, es importante que el alumno escoja la rama que corresponde a lo que hizo al liceo tal y como los estudios representan una cadena conectada, entonces se puede seguir sin estorbos y el logro será más fácil con el fin de tener una formación completa, porque el nivel del certificado es muy considerable en el campo profesional.

 

            Del otro lado, hay factores que desalientan a los jóvenes de alcanzar sus sueños y forman un obstáculo entre ellos y sus futuros soñados.

   Para empezar, para nosotras el primer estorbo que encuentra el alumno desde que aprovecha el bachillerato es la especialización, o sea cuando elige una sección que no se puede obtenerla por falta de lugares o de la nota que no es suficiente entonces pierda sus sueños para continuar sus estudios.

    También, recientemente apareció el sistema Licenciatura, Master, Doctorado (LMD) que forma un peligro para los estudiantes que tienen miedo de quedarse parados desde que el mercado de empleos impone una formación universitaria de cuatro años al menos, mientras que se puede obtener la licenciatura después de  tres años y sólo una menoría tiene la posibilidad de conseguir para obtener el master, es decir después de cinco años. Entonces todos los licenciados probablemente no encontrarán empleos, lo que obstaculiza sus caminos para alcanzar sus objetivos.

 

 

 

      Es obvio que hay algunas motivaciones y obstáculos, para realizar lo que hemos planificado desde pequeños y las motivaciones son límites y no son del alcance de todo el mundo. Por ello es obligatorio buscar otras alternativas o hacer otros cursos privados; de lenguas, de informática,… con el fin de mejorar su nivel. para aumentar las posibilidades de encontrar un trabajo que corresponde a nuestros planes y que sea fijo y estable.